El astronauta de la NASA Frank Rubio aterrizó sano y salvo en la Tierra con sus compañeros de tripulación el miércoles, tras pasar 371 días en el espacio, un récord para Estados Unidos.