Ingenieros y técnicos ensamblan y ponen a prueba el primer vehículo lunar robótico de la NASA en una sala limpia del Centro Espacial Johnson de la NASA en Houston.
NASA/Robert Markowitz

El público tendrá un asiento de primera fila y en directo para ver cómo el primer rover lunar robótico de la NASA cobra forma en la sala limpia de la Instalación de Pruebas de Integración de Segmentos de Superficie en el Centro Espacial Johnson de la agencia en Houston. Los integrantes de la misión del Vehículo de Exploración Polar para Investigación de Volátiles (VIPER, por sus siglas en inglés), y la Oficina de Comunicaciones del Centro de Investigación Ames de la NASA en Silicon Valley, California, organizarán “watch parties” y responderán las preguntas del público sobre la misión, en inglés y español. 

Estas “watch parties” y chats en la web se llevarán a cabo a medida que el rover sea ensamblado y sometido a pruebas, aproximadamente una vez al mes desde noviembre de 2023 hasta enero de 2024. A finales de 2024, VIPER se embarcará en una misión al polo sur lunar para adentrarse en las regiones que están permanentemente en la sombra y desentrañar los misterios del agua en la Luna.

“Estamos muy entusiasmados con que la gente vea cómo se se va montando el hardware del rover VIPER”, dijo Daniel Andrews, gerente de proyectos de la misión VIPER en el centro Ames de la NASA. “Toda nuestra planificación y nuestras ideas se están dedicando a la construcción de este rover lunar, el primero en su tipo”.

Los componentes individuales —tales como los instrumentos científicos, las luces y las ruedas del rover— ya se han ensamblado y puesto a prueba. Una vez que sean entregados a la instalación de pruebas, otros componentes se integrarán entre sí para convertirse en el vehículo VIPER, que tendrá un peso de unos 454 kilogramos (1.000 libras).

Quedan meses de ensamblaje final y pruebas antes de que VIPER esté listo para ser trasladado a la Instalación Astrobotic de Procesamiento de Carga Útil en Florida, a mediados de 2024. El aterrizaje lunar de VIPER en la cima de Mons Mouton está programado para finales de 2024, y desde allí tendrá una vista cercana de la superficie lunar y medirá la ubicación y concentración de hielo de agua y otros recursos. Utilizando su taladro y sus tres instrumentos científicos, los investigadores obtendrán una mejor comprensión de cómo se distribuyen el agua congelada y otros volátiles en la Luna, su origen cósmico y lo que los ha mantenido preservados en el suelo lunar durante miles de millones de años. VIPER también orientará las futuras misiones del programa Artemis al ayudar a caracterizar el entorno lunar y determinar los lugares donde se podría recolectar agua y otros recursos para mantener a los seres humanos durante misiones prolongadas.

El centro Ames de la NASA gestiona la misión VIPER y también lidera la investigación científica de la misión, la ingeniería de sistemas, las operaciones de superficie del rover en tiempo real y su software de vuelo. Este vehículo explorador está siendo diseñado y construido por el Centro Espacial Johnson de la NASA en Houston, mientras que los instrumentos son proporcionados por el Centro de Investigación Ames, el Centro Espacial Kennedy en Florida y el socio comercial Honeybee Robotics de Altadena, California. La nave espacial, el módulo de aterrizaje y el vehículo de lanzamiento que llevarán a VIPER a la superficie de la se suministrarán mediante la iniciativa de Servicios Comerciales de Carga Útil Lunar de la NASA, que llevará las cargas útiles de ciencia y tecnología a la Luna y sus alrededores.

Para obtener más información (en inglés) acerca de VIPER, visita el sitio web:

http://www.nasa.gov/viper